Sant Jordi

En el Día de Sant Jordi, se conmemora la muerte de Jorge de Capadocia, ocurrida en el año 303 un 23 de abril.

Sant Jordi es el patrón de diversos algunos países, regiones y ciudades, como pueden ser Argentina, Portugal, Inglaterra, Georgia, Etiopía y Bulgaria. Aunque el ejemplo más cercano que tenemos, son las regiones españolas de Aragón y Cataluña, o las ciudades de Cáceres y Alcoy por ejemplo.
En 1930 en Cataluña se instaura el 23 de abril como Día del Libro. La celebración arraigó enseguida en toda Cataluña y se convirtió en una tradición regalar libros y rosas en esta fecha convirtiéndose. En 1996 la UNESCO declaro este día como día internacional del Libro, reforzando así esta tradición.
Como curiosidad en este día murieron tres grandes escritores, William Shakespeare, Miguel de Cervantes y Garcilaso de la Vega.
Y aunque en Cataluña no existe un dulce típico para este día, en todas las pastelerías se pueden encontrar fantásticos dulce y postres especialmente cocinados para este día y muchos son pasteles, elaborados con yema, bizcocho, crema y chocolate cuya forma recuerdan un libro. También se esta convirtiendo en una tradición que se elabore el “Pá de Sant Jordi”, un pan con sabor a sobrasada, y que consigue que con los colores del pan y la sobrasada al ser cortado en rodajas simulen la bandera catalana.

Otras regiones como por ejemplo la de Aragón, si disfrutan de un dulce típico, el “Lazón de San Jorge”, ya que como cuenta la tradición acabó con el dragón con una sola lanza, salvando así la vida de la hija del Rey, o “La Culeca” un dulce con forma de mujer con los brazos en jarras y en la parte inferior lleva uno o dos huevos duros. Normalmente llevan un trozo de caña que la penetra de abajo a arriba para poder ser cogida.
La culeca (Aragón)
6 huevos
1/2 kg. de azúcar
1/2 l. de leche
1/2 l. aceite
2 kg. de harina aprox.
100 grs. de levadura de horno
Rayadura de naranja o limón
Huevos cocidos para el relleno
1 huevo batido y azúcar para decorar

Separamos las claras de las yemas, batimos las claras a punto de nieve; aparte batimos las yemas con el azúcar, añadiendo la leche tibia, el aceite y ralladura de limón o naranja; mezclamos con las claras. Vamos añadiendo la levadura y la harina, lo hacemos poco a poco mientras amasamos. Se tiene que poner harina hasta que, la masa no se nos pegue a las manos.

Dejamos reposar la masa tapada, hasta que suba y haya casi doblando el volumen.
Formamos bolas y aplastamos y moldeamos dando forma a “La Culeca”. Dejamos reposar de nuevo un rato. Escondemos 2 huevos cocidos con su cáscara en la masa, en lo que sería la falda de “La Culeca”, pintamos con huevo batido, espolvoreamos con azúcar e introducimos en el horno y cocemos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s