Unos minutos de relax

Trabajando y esperando los minutos necesarios, para que la infusión esté perfecta.
Mientras tanto, miro lo desordenada que esta la mesa, veo el bote de miel y eso me recuerda que tengo que reservar dos horas diarias para trabajar en el nuevo libro, sobre todo porque no quiero ver a mi editor en la puerta de mi casa, echándome la bronca del siglo.
Distribuido bajo licencia Creative Commons

4 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s