Pimientos italianos puestos a secar

Hace un par de días, estuve participando en un taller de cocina navideña que conseguí organizar en Vila-seca, allí tuve la oportunidad de pasar un rato muy agradable con 20 personas más. A algunas de ellas las conocía desde que era una niña, otras las conocía desde hacía poquito y a otras las conocí en aquel momento.


En otro grupo estaba Pilar, ella es de esas personas con las que se tiene contacto desde hace mucho tiempo a través de internet, pero sin embargo nunca se ha coincidido cara a cara. Pilar es una persona muy detallista que además está cuidando y mimando un pequeño huerto orgánico, así que cuando llegó al local donde realizamos el taller lo primero que hizo fue regalarme un montón de pimientos chiquitos y picantes de origen italiano.

Para que no se me estropeen en casa y como no estoy segura de que se puedan congelar, he decidido hacer lo que visto hacer muchas veces, ponerlos a secar.

Ahora cuando entras en mi cocina, si te entretienes a mirar detrás de la puerta se puede ver una tira de pimientos picantes, secando tranquilamente colgando de su hilo.

Solo me queda agradecer a Pilar tan sabroso regalo.

Autor: Juana Trujillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s