La triste vida de una raspa

Soy una raspa y mi destino está escrito, tengo una vida corta y triste, en cuestión de minutos acabo inevitablemente en la basura, antes era distinto, mi vida se podía ver alargada si el dueño de la casa donde caía tenía gato, pero ahora, en esta sociedad donde los gatos son unos privilegiados no hay espacio para mí.

Puede parecer que todas las raspas somos iguales, pero en mi mundo, igual que en el vuestro, también se distinguen clases. No es lo mismo ser una raspa diminuta a ser una raspa grande, o ser de las que todavía conservan restos de pescado adheridos en la espina, o de las que se que quedan totalmente desnudas, igual que no es lo mismo ser una raspa en una mesa de ricos que en una mesa de pobres. Categorías son categorías y al igual que el tamaño de la cartera, el tamaño de la espina es importante.

No puedo decir que tengamos nuestro corazoncito, ya que de eso no tenemos, a nosotras nos suele quedar la cabeza, por lo tanto somos muy cerebrales, esto nos ayuda a comprender nuestro sino y a no llorar desconsoladamente, cuando estamos en el plato.

Pero que nadie se lleve a engaño, algunas de nosotras, a lo largo de la historia hemos conseguido nuestro minuto de fama, aunque un tanto trágico, en la mayoría de los casos, que todo hay que decirlo.

Doy varios ejemplos para ilustrar lo anteriormente dicho:

* El de una pariente lejana mía, que dejo una de sus espinas en un cuento de las Mil y Una Noches

* Como el de la raspa dueña de la espina que mató que Franco Minetto, un cardenal de la época de los Borgia, que aspiraba al puesto del Papa y que murió en un convite Borgia y que no murió envenenado, como cabía esperar, sino por una espina atravesada en su garganta, el chef que preparó el mortal plato fue el mismísimo Leonardo Davinci

* Y la más relevante quizás, la raspa que decidió ceder amablemente una espina para conseguir que San Blás se convirtiese en el patrón de las enfermedades de la garganta y laringólogos.

 

Reflexiones inconexas de Juana Trujillo ante la triste visión de una raspa.


Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s