Don Quijote de la Mancha – 1ª PARTE – Capítulo 11

4157852756_f644f46e21_b

“Anochece en una sierra manchega donde van a cenar don Quijote y Sancho Panza, convidados de unos cabreros. Ningún banquete cortesano: hervidos tasajos de cabra y un tinto comarcal, los cabreros tumbados en el césped, el caballero sentado en un dornajo vuelto al revés como silla de honor, su hambriento escudero a pie.”

El tasajo es una carne adobada, salada y seca. No necesita refrigeración y se conserva durante largo tiempo, siempre que se evite la humedad. Para comerlo es necesario hidratarlo. Lo habitual es lavarlo cuidadosamente con abundante agua, cortarlo en cubos o filetes y ponerlo en remojo durante unas quince horas, cambiando el agua un par o tres de veces, escurrirlo y volver a enjuagar con agua tibia.

El método más rápido de hidratación, es el que emplearon los pastores de este capítulo, que se preocuparon de hervirla solamente, no se adivina en el capítulo que en el agua hubiera  ningún ingrediente más. Aunque lo cierto es que existen multitud de recetas en las que el tasajo se cocina. Se puede comer con arroz, con legumbre, en sopas, en ensaladas, asado con huevos, en cocido, hecho albóndigas, buñuelos, etc, etc.

Los pastores también ofrecieron a sus invitados, un buen cuerno de vino de la región, unas bellotas avellanadas y medio queso. Y aunque Sancho reconocía que no estaba comiendo gallipavos, disfruto y dio buena cuenta de la comida y de la bebida.

Aquí vamos a dar la receta para prepara un buen tasajo, para ello debemos escoger carne sin grasa, ya que esta tiende a enranciarse.

tasajo

Tasajo 

  • 1 kilo carne de cabra (puede ser también carne de ternera
  • Pimentón dulce 
  • 3 cucharadas de orégano seco picado
  • 1/4 cucharada de pimentón picante
  • 1/2 cabeza de ajos machacados
  • 1 cucharada de sal
  • Agua

Cortar la carne a tiras de unos 3 cm de ancho y el largo que de el trozo.

En un bol preparar una pasta con 2 cucharadas de pimentón dulce, el pimentón picante, los ajos, la sal, el orégano y un poquito de agua. Añadir al bol las tiras de carne y remover para que se impregnen bien. Meter en el nevera durante un par de días.

Las retiramos de la nevera las espolvoreamos con bastante pimentón dulce.

Al cielo raso habremos colgado un cordel o alambre y sobre este dobladas por la mitad colocamos las tiras de carne.  Si los trozos de carne son demasiado cortos, para  evitar que se caigan, podemos atar cada uno de los trozos con un cordel y atar este cordel al otro.

Este método de conservación se trata de secar la carne debemos elegir días fríos y secos.

Dejaremos la carne colgada durante una semana aproximadamente, estarán listas cuando al apretar las tiras de carne  notemos que están duras.

 

Imagen del Quijote: https://www.flickr.com/photos/15072398@N00/4157852756/?rb=1

Imagen del tasajo: http://es.wikipedia.org/wiki/Tasajo#mediaviewer/Archivo:Tasajo.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s