Carne de membrillo – Dulce de membrillo

membrillo01

De pronto, te encuentras cara a cara con un montón de membrillos maduros y para defenderte solo tienes un pelador en la mano y piensas mientras frunces el entrecejo …

“ummmm … os voy a pelar, a todos  …” 

y una vez que los tienes pelados, te pasa por la mente la peregrina* idea de cocinar un poco de carne de membrillo (o dulce de membrillo como también se llama en muchos sitios)”. Y por suerte esta vez me hice caso y no me equivoqué, es algo delicioso, fácil de preparar y un poco pasado de moda, con gusto a clásico (mejor dicho “tradicional”). Estoy convencida que deberíamos recuperarlo, ni siquiera re-inventarlo, no le hace falta, solamente intentar integrarlo algo más en nuestro menú, comerlo con queso, utilizarlo como base para una salsa para carnes,  como toque sorpresa en una ensalada, para rellenar o cubrir postres o incluso como toque especial en una súper y diferente mayonesa, solo hay que atreverse.

Ingredientes

1 kilo de membrillo (pesado una vez pelado y troceado), 800 gramos de azúcar, 1 rama de canela y el zumo de 1 limón.

Como preparar carne de membrillo o dulce de membrillo

Preparamos los membrillos, les lavamos la piel, los pelamos, les quitamos las impurezas y los troceamos cortándolos a láminas finas.

Ponemos los trozos de membrillo en una olla con tapa y le añadimos el azúcar por encima, lo removemos para que todos los trozos queden bien cubiertos. Tapamos la olla y dejamos reposar entre 12 y 24 horas.

Pasado el tiempo veremos como el azúcar se ha disuelto y que el membrillo estará flotando en un jugo azucarado. Añadimos a la olla la rama de canela y el zumo de limón.

Ponemos la olla, destapada, a hervir a fuego medio/bajo de 45 minutos a 1 hora y 15 minutos aproximadamente, dependerá del fuego que empleemos, o de si decidimos preparar más de 1 kilo. Removemos de vez en cuando. Pararemos la cocción cuando veamos que el almíbar ha reducido hasta casi la mitad.

Retiramos la rama de canela y trituramos todo con la ayuda de un brazo eléctrico.

Dejamos enfriar un poquito y repartimos en recipientes que después se puedan cerrar para una buena conservación de nuestra carne o dulce de membrillo.

Como sugerencia decir que, antes de tapar nuestros recipientes de carne de membrillo, dejaremos que se enfríe muy bien para evitar que se produzca condensación de agua dentro de los recipientes.

En muchas recetas nos aconsejan que una vez triturado el membrillo, lo volvamos a poner en el fuego y dejemos cocer durante unos 15 o 20 minutos más, removiendo constantemente, pero en nuestro caso no es necesario ya que hemos reducido el almíbar considerablemente. De esta manera nos ahorramos el riesgo de que se nos pegue en la olla (sinceramente siempre tengo miedo que eso me pase y además me da mucha pereza estar veinte minutos dándole vueltas constantemente una masa tan espesa y tan … hirviendo.)

 

*Léase como su 5ª y/o 6ª acepción de la palabra en el dicionario R.A.E 

Fotografía: Yolanda Ramos

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s